Viaje a la antartida.pdf

Viaje a la antartida PDF

Leon Lasa

«Los límites. Viajar hacia los límites. Hacia los extremos de un mundo que se comprime día a día, que no sólo se hace más pequeño, sino que, además, se trueca todo él en una tierra conocida, previsible, donde la aventura es casi una quimera y la sorpresa algo que rara vez ocurre. Hace unos doscientos años las manchas blancas en los mapas terráqueos suponían casi la mitad de la superficie del globo. Hoy son inexistentes. Hemos llegado a los confines de nuestro planeta, a todas las rincones. No queda nada. Y aunque, como digo, no es posible ya la incertidumbre, la emoción, la tensión de lo desconocido, si es verdad que todavía restan lugares cuya mera evocación nos produce un atisbo de expectación, de pálpito: podría citar Siberia, o quizá Patagonia, o Kazajistán, puede que el Amazonas. También, la Antártida. Viajar a la Antártida había sido para mí, desde tiempo atrás, el sueño de muchas tardes, de muchos días de mirar a ninguna parte. Muchas jornadas en el MS Fram, un barco noruego de escaso tonelaje, moderno, y en el que podía viajar un número pequeño de turistas junto con algunos biólogos y científicos que daban a bordo charlas y conferencias, con un nombre tan ligado a la historia de los descubrimientos antárticos, sería el buque en el que, por fin, realizaría la deseada singladura. Suena la sirena. Destino: Península Antártica

Llegar a la Antártida es una hazaña en sí misma, en donde se deben cruzar las aguas más turbulentas del mundo, que separan a la humanidad de este hermoso y gigante de hielo. Por lo general, todos los viajes turísticas a la Antártica se realizan en los meses cálidos del hemisferio sur, entre octubre y marzo , cuando las condiciones climáticas son más favorables. La Antártida se rige por el Tratado Antártico que fue firmado en 2017 por 53 países (entre ellos, España). No se requiere un visado para entrar, pero sí permiso. Si se viaja en un crucero los permisos estarán gestionados por los turoperadores; en cualquier otro caso hay que consultar a la autoridad competente del país de origen.

9.64 MB Tamaño del archivo
9788415338703 ISBN
Gratis PRECIO
Viaje a la antartida.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.888-mayotte.yt o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

Viaje a la Antártida a medida. Testigo de las proezas del noruego Amundsen y prisión helada para el equipo del británico Robert Falcon Scott, la Antártida sigue ... Ushuaia, puerta de entrada a la Antártida. Ushuaia es la ciudad más próxima al continente blanco, ubicada a solo 1.000 km de la península Antártica, cuenta ...

avatar
Mattio Mazios

Planear un viaje de aventura por la Antártida puede ser complicado si los paquetes turísticos limitan nuestras opciones sobre qué vivencias o expericencias podemos tener en este remoto lugar. Si deseas tener múltiples opciones, sin necesidad de depender de lo que alguien considera divertido o interesante, este es tú crucero de aventura .

avatar
Noe Schulzzo

21/10/2014

avatar
Jason Statham

Sinopsis de VIAJE A LA ANTARTIDA. «Los límites. Viajar hacia los límites. Hacia los extremos de un mundo que se comprime día a día, que no sólo se hace más pequeño, sino que, además, se trueca todo él en una tierra conocida, previsible, donde la aventura es casi una quimera y la sorpresa algo que rara vez ocurre.

avatar
Jessica Kolhmann

La excursión más corta -10 días- incluye caminatas, avistaje de pingüinos y un acercamiento a los icebergs y ballenas, entre otros paseos por el Pasaje Drake y la península Antártica.